Reconoce algunas emociones.

Publicado por María en

Emociones Positivas y Negativas:

https://www.elcalderodemaria.com/como-sanar-tus-emociones/

Al tener identificadas nuestras emociones tenemos cada vez más claros todos los aspectos a mejorar, a reforzar y a poner en equilibrio. Reconoce algunas emociones.

Hay veces que también nos pasamos de buenos, tenemos el nivel de permisividad muy bajo.

Aceptamos o permitimos que abusen de nosotros por no tener un control sano de las emociones, consiguiendo que el bajo nivel de permisividad afecte nuestra autoestima.

Conseguir un punto de equilibrio no es fácil pero afecta de manera considerable nuestra calidad de vida, aproximándonos a sentimientos de tranquilidad y paz, para mí, uno de los mejores estados del ser humano.

Que tu mejor obra la contemples cada mañana en el espejo, esfuérzate

Nuestro trabajo será trabajar con cada una de estas emociones negativas, tener un control más específico de nosotros mismos.

Hacernos conscientes y responsables de conductas, reacciones, respuestas, es ideal para auto-conocernos.

Asumir una forma diferente de enfrentarnos a la vida y reconocer la importancia de tener un punto de equilibrio a la hora de relacionarnos con los demás.

Realiza un diario de tus emociones, así empezarás a identificarlas de una mejor manera, sepáralas en listas, negativas y positivas.

Vamos a utilizar todas estas emociones negativas como herramientas de crecimiento.

Ejemplos de algunas emociones negativas

Reconoce algunas emociones

Te hablaré un poco desde mi experiencia sobre algunas emociones negativas, el aprendizaje es parte de la vida, por eso no me avergüenza compartirlo, aprendí mucho y cada día aprendo más. Reconoce algunas emociones:

LA IRA

Si contemplamos la emoción de la ira, podemos observar las consecuencias de una ira, que mal manejada llega a ser desastroso.

No tener control sobre ella, nos hace explotar, decir cosas hirientes, reconocer sentimientos de venganza, odio en el corazón por falta de perdón y falta de comprensión por las actitudes ajenas.

Genera resentimiento y sentimientos peores que no aportan nada sano a la sociedad, ni a nosotros.

Hay que entender que cada uno es como es, que está precisamente dentro de cada uno aceptar y de ahí para allá, respetar las conductas y las libertades ajenas.

Nos alejamos de situaciones, que no está en nuestras manos controlar, para evitar más daños.

La empatía es una gran herramienta para trabajar con esta emoción.

Comprender esto te ahorrará muchos malos ratos, en situaciones donde tenemos tendencia a exagerar las cosas para aumentar la ira.

NO destilemos más veneno, intentemos ser comprensivos, respirar profundo y caminar para oxigenar el cerebro nos viene bien.

Hacer deporte libera de la ira, deportes como nadar o correr son los que más recomiendo. Te logran esforzar al limite, expulsando toda la ira contenida.

LA CULPA

Es una emoción un poco más triste, deprime y genera sensación de impotencia.

El comprender que nadie es perfecto, que todos estamos aquí para equivocarnos y aprender de nuestros errores nos ayuda bastante a reconocer lo positivo del problema y del sentimiento de culpa.

Así es como transformamos una emoción negativa en una herramienta de crecimiento.

Las situaciones las analizamos, todas, se reconoce en ellas que es positivo y que es negativo (herramienta). Después de exponerlas claramente, es fácil enfocarse en buscar soluciones.

EL MIEDO

Esa sensación de angustia es provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. Sentimientos de desconfianza, sentirnos amenazados, el miedo persistente es uno de los síntomas más frecuentes de la ansiedad.

Ejercicios que nos ayuden a controlar la respiración suelen ser de gran ayuda, hasta ir asimilando la situación a la que nos estamos enfrentando.

Gran parte del miedo social lo genera la duda, la inseguridad.

El miedo social: hablar en público, exceso de auto-crítica, preocupación por convertirse en el centro de atención, entre miles, normalmente son inseguridades provocadas por la falta de auto-conocimiento y auto-control.

Si hemos de hablar en público, preparar y entender a fondo el tema del que hablaremos es prioridad, para no sentir inseguridad y exponer con propiedad sobre ello tranquilamente, así en un principio te sintieras un tanto nervioso.

El exceso de auto-crítica provoca inseguridad, nos hace dudar de todo constantemente, incluso de nosotros mismos, generando angustia por falta de aceptación y auto-conocimiento, influyendo así de manera poco saludable en la autoestima.

LA VERGÜENZA

Este sentimiento es de humillación o pérdida de la dignidad por comportamientos propios hacia los demás o por parte de los demás hacia nosotros.

Es un sentimiento más familiar para mí, la sensación de humillación al sentirnos traicionados o pisoteados por otros seres, nos deja sensación de asco, de vacío e indignación.

Para superar esto apliqué mi lema de respeto y aceptación por las libertades y conductas ajenas.

Sentirnos engañados es desolador, para esto, entender que cada ser evoluciona en sus propios tiempos, que lo que para mí es importante para otro no lo es, es de vital importancia para no terminar reducidos en la indignación.

Esta emoción nos hace sentir pequeños, minimiza la dignidad al ver insultada nuestra inteligencia, afectando de manera negativa la autoestima.

http://www.namaskuna.com

También he sentido mucha vergüenza por conductas propias, por ejemplo, por exponer uno de tantos, cuando me he pasado de copas.

¿A quién no le ha pasado? hablas más alto, como si estuvieras sordo jajaja, explicas todo como no es y de mala manera, yo me convierto en un auténtico fastidio.

Mejor dicho: He hecho el ridículo amplia y enormemente, en varias ocasiones, hasta que aprendí el daño que me causaba la falta de auto-control.

El auto-control es fundamental, conocer tu cuerpo, tus limites te obliga a encontrar un punto medio, no es fácil de trabajar requiere mucha disciplina.

La vergüenza es una emoción más aceptada, una buena excusa es que no nacimos aprendidos.

Seguir adelante, sin analizar las conductas que nos han llevado a dicha situación es lo más normal, persistiendo día tras día en el error.

Precisamente por eso, hay que trabajar en ello, en aprender del error, auto-controlarnos.

No aceptarnos en ese tipo de conductas agresivas y bochornosas, que hacen atentados a nuestra calidad de vida.

Que afectan las relaciones interpersonales. Con muchas de nuestras acciones saboteamos las relaciones.

Reconoce algunas emociones

Ejemplos de algunas emociones positivas
https://www.facebook.com/MariaCaldero78/

Las emociones positivas activan la memoria, la conciencia, son movilizadoras, te motivan para hacer cosas, aumentan la concentración, nos permiten estar más atento.

El ejercicio, relacionarnos con los demás, hacer lo que nos gusta o relajarnos, entre muchas otras como terapia de amor propio.

Es importante intentar encontrar el punto de equilibrio entre las emociones, reconocer algunas emociones, para no caer en excesos, para obtener una mejor calidad de vida.

Para que las personas que lleguen y salgan de nuestra vida nos recuerden con aprecio.

Para avanzar y transformarnos cada día en un mejor ser humano, para dejar huella por donde caminemos.

Intenta dar lo mejor de ti, agradece, inventa otro camino más bonito


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.