El Autocontrol

El Autocontrol cuenta como un valor primario en la sociedad actual, ya que, quien tiene dominio sobre sí mismo puede encontrarse cada vez más vinculado y con mayor empatía hacia el entorno que lo rodea.

Podemos aprender a auto-dominarnos para ser más felices con nosotros mismos y los demás.

Esto nos puede llevar a la armonía de las relaciones Intra e Inter personales.

Relaciones Intrapersonales: Son aquellas que tenemos con nosotros mismos, las que tratamos con nuestro interior, el conocimiento de nuestro ser, mediante auto-confianza y auto-motivación.

Relaciones Interpersonales: En las cuales desarrollamos todas nuestras habilidades para relacionarnos con los demás, las actividades sociales e interacciones y colaborativas hacia nuestros pares.

https://www.elcalderodemaria.com/la-sinceridad/

El Autocontrol es fuente de salud, mientras que una reacción incontrolada atrae confusión, estrés, angustia e incluso enfermedades del sistema nervioso.

Es el método que debemos utilizar en nuestras vidas para que las cosas puedan tener armonía y funcionar mejor.

También suele ser una herramienta fundamental para el buen desarrollo personal, aportando, así también, a nuestro entorno social y laboral.

La mente permite el Autocontrol o auto-dominio humano a través de herramientas como el auto-conocimiento y la identificación de nuestras emociones.

Consecuencias del descontrol

La falta de Autocontrol nos afecta de manera negativa, en todo tipo de relaciones.

La escasez de éste, es perder la compostura frente a nosotros mismos y a los demás.

El suicidio es la mayor pérdida de autodominio que un ser humano puede experimentar.La insuficiencia de auto-dominio, se podría considerar como la pérdida de toda prudencia ante los demás y ante nosotros mismos.

Es algo perjudicial ya que la ausencia de dominio se puede volver contra nosotros.

Produce intensa tensión, estrés y desequilibrio, resulta muy fácil sentirse agresivo, irritado, triste y defraudado.

Si en medio de un conflicto me dedico a herir la autoestima del otro con mi agresividad, el conflicto pasará de ser un conflicto y se convertirá en heridas muy difíciles de sanar.

Prácticas para acercarnos al Autocontrol

Prácticas para trabajar el Autocontrol

Da un valor agregado a tu vida, aplicando ejercicios que te ayuden a identificar y controlar las emociones para obtener y regalar calidad de vida.

Les compartiré algunas prácticas que aprendí en el libro Autocontrol en un Mundo de Nervios del Psicólogo y escritor José Francisco González Ramírez.

Estas prácticas nos van a ir introduciendo de manera progresiva en una calidad de vida positiva.

A la hora de ejercer un control es de valiosa importancia identificar todas las emociones negativas que la pérdida del autodominio nos afecta.

Para frenar las emociones negativas debo comprender que en medio de una situación no debo retar al otro y esperar que no pase nada.

Si hago consciente mi actitud podré valorar las cosas desde otro punto de vista.

  • Poder reconocer la importancia que tiene el otro para mí y si reconozco el valor que tiene esta persona para mí, seré capaz de disminuir la agresividad.
  • Aceptar que el otro tiene sus propias opiniones y respetarlo, también frena las emociones negativas.
  • Explicar las cosas con moderación, en tono afable y exponiendo mis argumentos de forma educada, transforma el ambiente negativo.
  • Si logro empatizar con el otro, podré ir exponiendo mis argumentos, comprender al otro e ir acercando posturas hasta llegar a un acuerdo, reduciendo así el riesgo de la pérdida del Autocontrol.
  • Generar un ambiente sano de diálogo y comunicación para llegar a acuerdos en medio del respeto por mí y el otro.

Resultados de un buen Autocontrol

Se trata de practicar estos ejercicios con personas con las que solemos tener problemas, al aplicar esto es bueno observar:

  • La actitud con la que el otro responde, si lo respeto, la situación agresiva debería estar en control.
  • Mira si logras bajar las tensiones, para poder argumentar.
  • Si das valor a la otra persona con aspectos positivos, como se va tornando poco a poco en una charla pacífica.

Desde mi experiencia he observado grandes beneficios para mi vida personal, atrayendo mejores oportunidades en un ambiente social y laboral.

Espero con este post ser de gran aporte para manejo de nuestro ser, hay que recordar que la paz y la tranquilidad no tienen precio.

Que así tengamos la razón de algo, es nuestra opinión y el otro puede sentirlo o no sentirlo de igual manera.

Es mejor tener paz, que imponer nuestras razones ante los demás, esto solo consigue que pisoteemos a las demás personas.

Haz tu aporte a un mundo mejor, agrega el Autocontrol a tu vida como uno de los valores primarios en la sociedad actual, donde cada vez la agresión se hace más definida.

Hagamos de este mundo un lugar más sano y tranquilo con nuestro aporte de cambio y evolución.

Me despido deseándoles las mejores comunicaciones, buenas relaciones personales, sociales y muy buenas energías.

disfruta tu vida desde el amor propio y la comprensión ajena

https://www.facebook.com/victoria.libros/photos/pcb.2227333250890377/2227333187557050/?type=3&theater

La Sinceridad

La Sinceridad en la sociedad actual

¿Qué es la Sinceridad?

La Sinceridad es la base para tener relaciones saludables con los demás, es una cualidad (si se administra con respeto sobre los demás, sino se convierte en crueldad) que nos ayuda a expresarnos con verdad, honestidad, sencillez y respeto.

Actuar sin malas intenciones, sin disimular, simplemente siendo tu mismo. La Sinceridad es una cualidad de gran valor apoyada en fundamentos tales como:

  • La verdad : se dice en conformidad con lo que se piensa, se cree o se siente.
  • El respeto :es el reconocimiento del valor propio y de los derechos de los individuos y la sociedad.

La sinceridad implica el respeto por la verdad

Dan un valor esencial a nuestras relaciones con los demás, pero sobre todo consigo mismo. Una persona sincera actúa según lo que cree, piensa o siente.

No busca intrigar, ni desfavorecer a los demás y es un valor ligado a la honestidad, ya que una persona sincera es íntegra, leal, que genera confianza y respeto. También nos permite planificar que somos valiosos y poseemos una gran personalidad. Que podemos interactuar de una manera sana.

Muchas cosas queremos decir, pero muchos corazones podemos herir.

¿Cuánto daño puede hacer mal manejada?

La sinceridad debe ser tratada con especial cuidado ya que una persona excesivamente sincera termina siendo hiriente y agresiva. En medio de las relaciones interpersonales debemos encontrar un punto de equilibrio, tener un control sobre el manejo de nuestras emociones ya que cuando tenemos rabia o estamos bajo situaciones de estrés podemos alterar a peor los comportamientos de los demás con excesos de verdades, acabando con relaciones de pareja, amistades y todo tipo de relaciones.

Si utilizamos lo que sabemos para agredir no vamos a convertirnos en mentores, ni en grandes seres de apoyo, por el contrario esa falta de auto-control nos demuestra falta de carácter fuerte, de respeto por las libertades ajenas.

No se trata de ser cruel, ni de estar criticando y juzgando las conductas ajenas, la sinceridad es algo que debemos combinar con discreción, respeto por el pensamiento y las conductas de nuestros pares.

No somos nadie para juzgar a nadie.
Ninguno posee la verdad absoluta sobre la vida.

Si aprendemos a aplicar en nuestra vida valores fundamentales, nuestra calidad de vida y la de los seres que nos rodean será más agradable al mundo, predicamos con el ejemplo, enseñamos con amor. Nos retiramos de lo que no nos hace bien y ayudamos a los demás con bondad.

https://www.elcalderodemaria.com/como-sanar-tus-emociones/

¿Cómo debemos relacionarnos con personas que no son sinceras? ¿Qué les podemos aportar?

Hay que comenzar por ser muy comprensivos, poder entender que no todos queremos crecer, que no todos evolucionamos de la misma manera, ni con lo mismos tiempos.

Que la paciencia, una actitud positiva y de tolerancia son herramientas que podemos aportar a la hora de enfrentarnos con estas personas sin terminar agotado.

Una persona que miente, puede llegar a ser muy manipuladora e intentar confundirnos creando un ambiente insano, alterando el desarrollo pleno de una conversación, la importancia de una buena comunicación, produciendo un ambiente de miedo, inseguridades, desconfianza. La ausencia de una buena comunicación y sinceridad no aportan calidad de vida, deteriora la convivencia y las relaciones con los demás, pero no por eso podemos justificar nuestra ira utilizándola como pretextos de sinceridad.

La importancia de la sinceridad en la sociedad actual.

En la cotidianidad valores primarios que nos apoyan en las relaciones entre la sociedad ha perdido mucho auge. No está de moda ser sincero, ni dar lo mejor de ti para que tengamos una mejor convivencia son cositas que se han quedado atrás, la educación y promoción de valores impartidos desde el hogar brilla por su ausencia.

Estamos viviendo etapas donde la crítica y el poder tener la razón opaca la sencillez, la humildad de los corazones.

En la actualidad, la sinceridad es conveniente para la salud, ser sincero es algo que afecta nuestra salud de manera positiva ya que:

  1. Aumenta la autoestima, entre menos miente una persona para agradar a los demás más sincera es, la gente busca aceptación, parecer más simpática ante los demás y terminan mintiendo hasta en las cosas más banales al considerar sus vidas poco importantes, la necesidad de sentirse admirados.
  2. Reduce la ansiedad, cuando mentimos nos introducimos en la espiral del estrés ya que lo que más teme una persona que miente es ser descubierta, una mentira exige buena memoria, un fuerte gasto emocional para no caer en contradicciones y aumenta la tensión.
  3. La transparencia mejora las relaciones de pareja, genera que nos sintamos bien y en paz con nosotros mismos evitando malos entendidos en nuestras relaciones interpersonales.
  4. La sinceridad genera confianza, tranquilidad, te hace sentir cómodo y seguro, brinda estabilidad.

La Sinceridad

Si queremos ser sinceros debemos decir siempre la verdad, aunque no sea tan sencillo decirlo, es una tarea que maneja cierto nivel de dificultad para algunas personas ya que la sinceridad no solo conlleva decir siempre la verdad, sino todos los comportamientos que tenemos como aparentar cosas que no somos simplemente por la necesidad de aceptación.

La sinceridad no es solo decir la verdad, sino actuar conforme a la verdad, a lo que somos, a lo que queremos y por lo que luchamos ser.

Debemos ser sinceros aunque no esté de moda, aunque parezca antiguo porque la sinceridad te da calidad de vida, te da tranquilidad, te hace vivir sin miedos, sin nada que esconder. Porque la transparencia en nuestro conocimiento y la aceptación de nuestras cualidades y limitaciones mejora las relaciones intrapersonales y por ende las relaciones con los demás.

Un último consejo a la hora de ser sincero es buscar una manera sutil de tratar temas con nuestros amigos o personas de nuestros ambientes más cercanos, la sinceridad requiere valor, aunque cueste, saber ser sincero da un valor agregado a nuestro ser. Hay que recordar siempre que al decir una verdad la finalidad debe ser única y exclusivamente la de ayudar, nunca herir, ni agredir y mucho menos a las personas que amamos.

https://namaskuma.com/

Por María, hace