Reconoce algunas emociones.

Emociones Positivas y Negativas:

https://www.elcalderodemaria.com/como-sanar-tus-emociones/

Al tener identificadas nuestras emociones tenemos cada vez más claros todos los aspectos a mejorar, a reforzar y a poner en equilibrio. Reconoce algunas emociones.

Hay veces que también nos pasamos de buenos, tenemos el nivel de permisividad muy bajo.

Aceptamos o permitimos que abusen de nosotros por no tener un control sano de las emociones, consiguiendo que el bajo nivel de permisividad afecte nuestra autoestima.

Conseguir un punto de equilibrio no es fácil pero afecta de manera considerable nuestra calidad de vida, aproximándonos a sentimientos de tranquilidad y paz, para mí, uno de los mejores estados del ser humano.

Que tu mejor obra la contemples cada mañana en el espejo, esfuérzate

Nuestro trabajo será trabajar con cada una de estas emociones negativas, tener un control más específico de nosotros mismos.

Hacernos conscientes y responsables de conductas, reacciones, respuestas, es ideal para auto-conocernos.

Asumir una forma diferente de enfrentarnos a la vida y reconocer la importancia de tener un punto de equilibrio a la hora de relacionarnos con los demás.

Realiza un diario de tus emociones, así empezarás a identificarlas de una mejor manera, sepáralas en listas, negativas y positivas.

Vamos a utilizar todas estas emociones negativas como herramientas de crecimiento.

Ejemplos de algunas emociones negativas

Reconoce algunas emociones

Te hablaré un poco desde mi experiencia sobre algunas emociones negativas, el aprendizaje es parte de la vida, por eso no me avergüenza compartirlo, aprendí mucho y cada día aprendo más. Reconoce algunas emociones:

LA IRA

Si contemplamos la emoción de la ira, podemos observar las consecuencias de una ira, que mal manejada llega a ser desastroso.

No tener control sobre ella, nos hace explotar, decir cosas hirientes, reconocer sentimientos de venganza, odio en el corazón por falta de perdón y falta de comprensión por las actitudes ajenas.

Genera resentimiento y sentimientos peores que no aportan nada sano a la sociedad, ni a nosotros.

Hay que entender que cada uno es como es, que está precisamente dentro de cada uno aceptar y de ahí para allá, respetar las conductas y las libertades ajenas.

Nos alejamos de situaciones, que no está en nuestras manos controlar, para evitar más daños.

La empatía es una gran herramienta para trabajar con esta emoción.

Comprender esto te ahorrará muchos malos ratos, en situaciones donde tenemos tendencia a exagerar las cosas para aumentar la ira.

NO destilemos más veneno, intentemos ser comprensivos, respirar profundo y caminar para oxigenar el cerebro nos viene bien.

Hacer deporte libera de la ira, deportes como nadar o correr son los que más recomiendo. Te logran esforzar al limite, expulsando toda la ira contenida.

LA CULPA

Es una emoción un poco más triste, deprime y genera sensación de impotencia.

El comprender que nadie es perfecto, que todos estamos aquí para equivocarnos y aprender de nuestros errores nos ayuda bastante a reconocer lo positivo del problema y del sentimiento de culpa.

Así es como transformamos una emoción negativa en una herramienta de crecimiento.

Las situaciones las analizamos, todas, se reconoce en ellas que es positivo y que es negativo (herramienta). Después de exponerlas claramente, es fácil enfocarse en buscar soluciones.

EL MIEDO

Esa sensación de angustia es provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. Sentimientos de desconfianza, sentirnos amenazados, el miedo persistente es uno de los síntomas más frecuentes de la ansiedad.

Ejercicios que nos ayuden a controlar la respiración suelen ser de gran ayuda, hasta ir asimilando la situación a la que nos estamos enfrentando.

Gran parte del miedo social lo genera la duda, la inseguridad.

El miedo social: hablar en público, exceso de auto-crítica, preocupación por convertirse en el centro de atención, entre miles, normalmente son inseguridades provocadas por la falta de auto-conocimiento y auto-control.

Si hemos de hablar en público, preparar y entender a fondo el tema del que hablaremos es prioridad, para no sentir inseguridad y exponer con propiedad sobre ello tranquilamente, así en un principio te sintieras un tanto nervioso.

El exceso de auto-crítica provoca inseguridad, nos hace dudar de todo constantemente, incluso de nosotros mismos, generando angustia por falta de aceptación y auto-conocimiento, influyendo así de manera poco saludable en la autoestima.

LA VERGÜENZA

Este sentimiento es de humillación o pérdida de la dignidad por comportamientos propios hacia los demás o por parte de los demás hacia nosotros.

Es un sentimiento más familiar para mí, la sensación de humillación al sentirnos traicionados o pisoteados por otros seres, nos deja sensación de asco, de vacío e indignación.

Para superar esto apliqué mi lema de respeto y aceptación por las libertades y conductas ajenas.

Sentirnos engañados es desolador, para esto, entender que cada ser evoluciona en sus propios tiempos, que lo que para mí es importante para otro no lo es, es de vital importancia para no terminar reducidos en la indignación.

Esta emoción nos hace sentir pequeños, minimiza la dignidad al ver insultada nuestra inteligencia, afectando de manera negativa la autoestima.

http://www.namaskuna.com

También he sentido mucha vergüenza por conductas propias, por ejemplo, por exponer uno de tantos, cuando me he pasado de copas.

¿A quién no le ha pasado? hablas más alto, como si estuvieras sordo jajaja, explicas todo como no es y de mala manera, yo me convierto en un auténtico fastidio.

Mejor dicho: He hecho el ridículo amplia y enormemente, en varias ocasiones, hasta que aprendí el daño que me causaba la falta de auto-control.

El auto-control es fundamental, conocer tu cuerpo, tus limites te obliga a encontrar un punto medio, no es fácil de trabajar requiere mucha disciplina.

La vergüenza es una emoción más aceptada, una buena excusa es que no nacimos aprendidos.

Seguir adelante, sin analizar las conductas que nos han llevado a dicha situación es lo más normal, persistiendo día tras día en el error.

Precisamente por eso, hay que trabajar en ello, en aprender del error, auto-controlarnos.

No aceptarnos en ese tipo de conductas agresivas y bochornosas, que hacen atentados a nuestra calidad de vida.

Que afectan las relaciones interpersonales. Con muchas de nuestras acciones saboteamos las relaciones.

Reconoce algunas emociones

Ejemplos de algunas emociones positivas
https://www.facebook.com/MariaCaldero78/

Las emociones positivas activan la memoria, la conciencia, son movilizadoras, te motivan para hacer cosas, aumentan la concentración, nos permiten estar más atento.

El ejercicio, relacionarnos con los demás, hacer lo que nos gusta o relajarnos, entre muchas otras como terapia de amor propio.

Es importante intentar encontrar el punto de equilibrio entre las emociones, reconocer algunas emociones, para no caer en excesos, para obtener una mejor calidad de vida.

Para que las personas que lleguen y salgan de nuestra vida nos recuerden con aprecio.

Para avanzar y transformarnos cada día en un mejor ser humano, para dejar huella por donde caminemos.

Intenta dar lo mejor de ti, agradece, inventa otro camino más bonito

Superación de miedos y curando emociones

¿Cómo sanar emocionalmente?

Superando miedos, contactando con la vida, creyendo y confiando en mí.
Cada día una terapia para curar tus emociones
.
Y tú ¿Cómo sanas tus emociones?

Cuando nos encontramos tristes, llenos de rabia, de dolor, queremos escapar. Aquí encontraremos algunos aspectos que nos llevan a tener problemas emocionales y algunos pocos consejos que podemos utilizar para saber como sanar las emociones.

Muchos hemos buscado refugio en las drogas, alcohol, agrandando así la pena. El juego con el alcohol y las drogas es como una montaña rusa; te da una sensación de bienestar y euforia para luego dejarte sumido en la ansiedad e irritabilidad, sumando por si fuera poco ésto a tu situación, pero ese es un tema que trataré en otra oportunidad.

El no saber enfrentar un problema, ni aceptar nuevas situaciones definitivamente no ayuda a solucionar. Después de aceptar, por muy mal que nos sintamos, debemos ser capaces de recurrir a toda nuestra capacidad auto-crítica, tenemos que aprender a no culpar a los demás por lo que nos pasa. La única persona responsable de como enfrentas lo que vives, eres TÚ, analizar la situación sin miedos y empezar a sanar emocionalmente, enfrentarse a situaciones complejas y auto-sabotajes que nos dejan la autoestima por el suelo. Los auto-sabotajes provocan sentimientos de vacío, con sensación de debilidad y fracaso, desilusionados, por eso creo fundamental crear un plan diario para sanar nuestras emociones.

A continuación les comparto una lista pequeña de frases que en algún momento tod@s hemos utilizado para estropear nuestra autoestima, perjudicando así nuestras emociones.

Vertientes que empleamos para inutilizar nuestras emociones saludables

  • No cuido mi aspecto personal.
  • Me da miedo mirarme al detalle en el espejo.
  • ¿Para qué vivir?
  • No quiero levantarme.
  • Soy un fracaso.
  • Solo quiero dormir.
  • Me quiero morir.
  • Estoy gorda.
  • Odio mi trabajo.
  • Ya no tengo edad para eso.
  • Eso no es para mi.
  • No voy a ser capaz.
  • Mi esposo tiene una amante.
  • Etc, etc, etc.

Son infinitas las razones por las que nos desequilibramos, todas válidas, todas importantes y todas solucionables, porque como dice mi madre: Lo único que no tiene solución en la vida es la muerte. Las situaciones que nos exponen en vulnerabilidad son aquellas que nos crean inseguridad, lo que nos hace sentir indefensos, tristes y usados. De ahí la importancia de sanar emocionalmente.

No debemos usarlas como excusa para sumirnos en tristeza, procastinación de nuestros planes. Muy por el contrario eso mismo es lo que necesitamos como combustible para dejar atrás todo lo que nos ata, lo que nos impide encontrar la felicidad en nosotros mismo.

¿Tienes combustible para volar? Sí tu repuesta es SÍ, aprovéchalo bien, sigue adelante, atrás miramos para ver cuanto hemos cambiado y enseguida volvemos a mirar al frente.

Al frente de tu vida.

Tener la capacidad de reconocer algunos aspectos como estos te deberían poner en jaque y no dejar que avancen, poner fin a lo que realmente no te permite vivir en paz.

https://www.facebook.com/MariaCaldero78/

¿Cómo puedo sanar mis emociones?

Ya lo que pasó, pasó. Aceptar nunca es fácil y aprender a vivir situaciones nuevas no siempre es tan fácil como uno se lo espera, en la lucha de tu día a día debes esforzarte, disciplinarte y perseverar, eso no es llegar y besar el santo.

Aprender a agradecer minuto a minuto las cosas que te rodean te cambia la vida, aprendes a ver la vida con una actitud más positiva y con más energía, que por muy miserable que uno sienta que es su vida debe ser capaz de comprender que la vida es la actitud con que uno la mira.

Identifica en tu vida los momentos de debilidad, si tienes círculos viciosos debes poner un alto, cambiar de aires si es necesario y encuentra con qué reemplazar estos hábitos insalubres y saboteadores de manera sana, reinventa tu vida e intenta alejar de ti todo lo que no te apasiona, lo que no te da paz, lo que te hace sentir pequeño. Haz la limpieza de mente, casa y alma, necesitamos espacio para lo nuevo.

Consejos:

Les dejo una lista de algunos consejos que yo apliqué en mi vida en medio de una situación de la cual pensé que nunca iba a superar, en medio de ese andar investigué, leí que me pasaba, que medidas debía tomar para avanzar así en ese momento no lo deseara, salir de esa situación angustiosa y desesperante era la prioridad. Aprendí que la lucha era conmigo, no contra mi. Porque así nadie apueste por ti, tú SÍ. Desarrolla y da la bienvenida a ese espacio de amor propio, de calidad de vida, de comprensión y bondad por ti y tus pares.

  • Enfoca tu vida en aspectos positivos.
  • Lee sobre lo que te pasa, busca información veraz en internet.
  • Aliméntate de manera sana, come con conciencia.
  • Realiza ejercicio de manera regular, mínimo 3 días por semana.
  • Conecta con la naturaleza, admira los pájaros, camina por senderos y respira aire fresco.
  • Rodéate de personas que aporten valor a tu vida.
  • Descubre cosas diferentes, lo que nunca has hecho.
  • Haz aquello que siempre te ha dado tanto miedo, enfréntalo, míralo a la cara.
  • Visita templos vacíos, son espacios llenos de paz.
  • Llena tu vida de interiorización.
  • Busca lo que te gusta, lo que te apasiona.
  • Regala ropa que no uses, sonríe, ayuda.
  • Limpia tu casa, deshazte de lo que no sirve, deja espacio para lo nuevo.
  • Se solidario y bondadoso.
  • Ponte retos, si yo pude tú también puedes.

Ve haciendo un nuevo camino, que cuando mires atrás te sientas orgulloso de ti mismo. Estos cambios se deben hacer por uno mismo, por una mejor calidad de vida, para sanar tus emociones, el interior de tu ser y crecer más bonito.

¡El camino está hecho, el andadito lo pones tú!

El tiempo pasa, la vida cambia y mejora con su paso, aún en el alma seguirán algunos resquicios de lo que pasó, de quien fuiste, de personas, de amores y de recuerdos que logras ver con alegría. No con resentimientos, rabia, depresión, que son sentimientos que se deben albergar muy poco tiempo en el corazón, para no herir, para no dañar a los demás, pero sobre todo a ti mismo. Regala paz.

Acepta por ti… Perdona por ti… Cuida de ti…

Tú lo eres todo

https://www.elcalderodemaria.com/comer-bien-para-sentirte-bien/